Recurso Terapéutico

Termoterapia: utilización de calor con fines terapéuticos por medio de dispositivos cuya temperatura supera la temperatura corporal o fisiológica (por ejemplo tanque de compresas calientes y tanque de parafina). La termoterapia tiene efectos anti-inflamatorios, analgésicos, antiespasmódicos, efecto revulsivo (aumento de circulación sanguínea) entre otros.

Crioterapia: utilización de frío con fines terapéuticos (por ejemplo compresas frías), la aplicación de frío en corta duración provoca inicialmente vasoconstricción y disminución del calor en la zona afectada, el aumento de la exposición al frío en la zona favorecerá el metabolismo basal, facilitando la recuperación.

Electroterapia: estímulo físico basado en la aplicación de diferentes tipos de corriente eléctrica que favorecen los procesos anti-inflamatorios y analgésicos mediante el aumento del metabolismo celular y del bloqueo del mismo desde el sistema nervioso central, desencadenando la potenciación neuromuscular.

Oscilación Profunda: campo eléctrico intermitente que se forma entre las manos del terapeuta y el tejido del paciente, generando un “masaje profundo” mediante una fuerza mecánica.
Láser: utilización de un haz de luz para penetrar en el tejido, aumentando el flujo sanguíneo y favoreciendo así una curación más rápida.

Ultrasonido: onda acústica generadora de vibraciones que favorece cambios fisiológicos en el organismo tales como un aumento en la producción de colágeno, aumento en la producción de elastina, aumento en la permeabilidad de la membrana de las células, entre otros.
Ejercicios Terapéuticos: desarrollo y clasificación de los ejercicios de calentamiento, estiramiento, fortalecimiento y mantenimiento, que serán seleccionados de acuerdo a las necesidades del individuo en función a la afección que será tratada o la deformidad que se deberá corregir.

Terapias Manuales: Terapia Manual Ortopédica, Liberación Posicional, Técnica Mitchell, Neurodinámica, Modulación de tono, Tratamiento de las fascias, Tratamiento de Puntos Gatillos, facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP), técnica de inhibición neuromuscular integrada (TINI).

Masoterapia: conocida también como masaje terapéutico, es la manipulación de tejidos blandos con finalidad terapéutica, preventiva y deportiva.
Mecanoterapia: utilización terapéutica o preventiva de aparatos mecánicos destinados a provocar y dirigir movimientos corporales regulados en su fuerza, trayectoria y amplitud; por ejemplo la tracción cervical que permite un alivio de la presión sobre los cartílagos cervicales y el uso de poleas las cuales asisten y facilitan la ejecución del movimiento.

Vendaje Neuromuscular: técnica novedosa que consiste en la aplicación de un “tape” o venda elástica adhesiva que ofrece un sistema de soporte y rehabilitación mediante la activación o inhibición muscular.

Vendaje Funcional: consiste en la aplicación de diferentes tipos de materiales tales como el esparadrapo y la venda elástica, cuyo fin es limitar la articulación en un movimiento específico facilitando la funcionalidad del individuo.